Nada mejor que comenzar el año con energía, así que el 2 y 3 de enero nos fuimos para Almería a dar a probar nuestros caldos.

Preparamos una cata con maridaje, de los vinos nos encargamos nosotros y de la comida Manolo. El más indicado para preparar unos platos que marinen bien ya que conoce perfectamente nuestros vinos, es el distribuidor de la provincia de Almería y además cocinero. ¡Qué más podemos pedir!

Las dos jornadas estuvieron llenas de anécdotas y risas, gracias a los manjares y a la buena compañía. Agradecemos a todos los asistentes el esfuerzo de unirse a nosotros después de tanta fiesta navideña.

Pudimos degustar las exquisiteces preparadas como bacalao, atún, solomillo en salsa de boletus, jamón ibérico en rosca de tomate seco con aceite de oliva de la zona, ... todo realizado con ingredientes de primera y en la medida de lo posible utilizando productos de cercanía. Las verduras por supuesto de Almería.

  

Respecto a los vinos, probamos nuestro Rosado 8º y nuestro Tinto 5º de diferentes añadas. Pudimos apreciar los diferentes matices del vino al cumplir años y cómo sacarle el máximo partido al estar bien acompañado.

 

La diferencia de los tintos de Lar de Maía no es tan sólo la edad, también hemos realizado cambios para hacer nuestro vino más moderno, más al gusto de nuestros clientes. Así, puedes encontrar una gran diferencia entre nuestro tinto 2010 y el 2014 o 2015. Estos dos últimos más similares aunque con diferentes detalles.

Cada uno tiene sus matices, uno tira más a roble otro es más afrutado, pero todos con una personalidad propia.

Y como sobre gustos no hay nada escrito, después de probarlos todos, cada asistente a la cata tenía su favorito.

Una noche fantástica para disfrutar degustando buena comida y buen vino, y hacer nuevos amigos.