Es un tipo de botella de mayor tamaño que la normal y muy apreciada por los coleccionistas.

Si quieres quedar bien con un amante del vino la botella magnum es el regalo perfecto, o también para llevar a casa de amigos en ocasiones especiales.

Esta botella de grandes dimensiones es mucho más original, y normalmente los vinos son más exclusivos.

La botella magnum es la de 1.5l, que equivale a 2 botellas de vino de tamaño normal. Su precio sin embargo es superior al equivalente a estas dos botellas.

 

¿Por qué la botella magnum es más cara que 2 botellas normales?

Dado su tamaño y la reducida cantidad que se embotella de este tipo de botellas los procesos son mucho más manuales, como por ejemplo el de etiquetado.

Los materiales utilizados son especiales para este tamaño: las botellas, corchos, cajas de embotellado y etiquetas son especiales, lo que también encarece su valor. 

 

¿Por qué las botellas magnum son tan apreciadas?

  • Son botellas que evolucionan mejor. La crianza suele durar más ya que el vino evoluciona más despacio lo que los hace ideales para vinos de guarda.
  • Mejor conservación. La duración del vino es mayor en este tipo de botellas.
  • Vinos de más calidad. Las bodegas sólo embotellan en este tamaño vinos de gama media / alta y normalmente en ediciones limitadas.

 

¿Magnum solo para tintos?

En general encontrarás botellas de gran tamaño especialmente en las botellas de tinto, pero también pueden existir en champagne y rosados.

En el caso de los rosados, como nuestro 8º, son vinos que con los años evolucionan adquiriendo nuevos matices, así que ¿por qué no disfrutarlo en formato magnum?
Debes asegurate no obstante que sean vinos rosados o blancos que puedas guardarlos por unos años. Para ello pregunta al vendedor o a la bodega.

En nuestra tienda puedes ver los vinos que ofrecemos en tamaño Magnum.

¿Por qué una botella magnun envejece mejor?

En las botellas siempre queda una pequea porción de aire. Esta pequeña burbuja que contiene oxígeno basta para que el vino gane en madurez, hasta llegar a su punto de apogeo. 
Lo aconsejable es que la botella esté tumbada para que el aire permanezca en contacto con la mayor cantidade vino posible, y de este modo evolucione mejor.

En el caso de las botellas magnum, el tamaño de la burbuja es el mismo que el de una botella normal, pero al tumbar la botella estará en contacto con mucho más vino, y hará que el vino envejezca más lentamente, y por tanto que la botella se conserve más durante más tiempo.

 

¿Qué tamaños de botellas hay?

Hay botellas que por su tamaño son imposibles de servir o manipular sin utensilios o herramientas especiales.

Los nombres cambian si hablamos de vinos tranquilos, como los tintos y rosados de Lar de Maía, y los champagnes, incluso hay botellas especialmente diseñadas para decoración.

Estos son los tamaños más habituales en vinos tranquilos.

0.375l - media botella (3/8)
0.75l - botella de tamaño normal.
1.5l - Magnum
3l - Doble magnum o jeroboam
4.5l - Rehoboam
6l - Matusalén.
9l - Salmanasar
12l - Baltasar
15L Nabucodonosor